Inicio » Vida saludable » Espacio cardioprotegido

Espacio Cardioprotegido (DESA)

La Universidad de Oviedo ha sido la primera de España en adoptar medidas de cardioprotección en sus campus, a través de la instalación de desfibriladores semiautomáticos (DESA). Una medida contemplada en su Plan para la reducción de riesgos laborales que conlleva además la formación específica de personal en primeros auxilios para el manejo de los desfibriladores.

Al producirse un paro cardiaco en un lugar público, los desfibriladores semiautomáticos permiten a prácticamente cualquier persona atender al paciente víctima del paro cardiaco mediante la administración rápida y efectiva de una descarga eléctrica.

Procecimiento de uso

Existen 45 de estos equipos en todos los centros de la Universidad, en las proximidades de las conserjerías, debidamente señalizados.

El armario se abre sin necesidad de llave en caso de emergencia, al tiempo que activa un sonido de alarma. Al lado del dispositivo existe una hoja de instrucciones para guía del socorrista.

En términos muy básicos, los electrodos se fijarían a la piel del paciente debajo de la clavícula derecha y en la zona inferior izquierda del tórax. El desfibrilador monitorea el ritmo cardiaco durante 10 segundos, analiza el estado del paciente e indica si es necesario suministrar la descarga eléctrica.

Los desfibriladores semiautomáticos son una herramienta esencial, junto con la maniobra de RCP (Resucitación Cardiopulmonar) para afrontar un paro cardiaco súbito, permitiendo salvar la vida de las personas que sufren este episodio si se actúa a tiempo.